Carlos era un jugador muy inteligente, que aparte de hacer los goles era muy generoso

Autor del primer gol de La Máquina en el Estadio Azul, Luis Carlos de Oliveira Pintado recordó con nostalgia lo que significó llegar al recinto que albergó a los celestes durante dos décadas y que iniciará su cuenta regresiva este sábado cuando reciban a Xolos.

Fue un 10 de agosto de 1996 cuando comenzó una nueva era en el Estadio Ciudad de los Deportes, luego de que Cruz Azul dejara su antigua casa, el Estadio Azteca.

“El Azteca es de mucha historia, de muchas leyendas, de partidos inolvidables, pero el Estadio Azul era para nosotros una novedad. Había un espíritu muy especial porque el Estadio Azul iba a ser nuestra casa, nomás para Cruz Azul, ya no teníamos que compartir con ningún otro equipo”, recordó Pintado en entrevista telefónica con Mediotiempo, Puebla vs Tigres en vivo gratis online.

Aunque no es oficial que el Azul será derrumbado, todo apunta a que meses después de que termine el Clausura 2018 se comenzará a edificar un centro comercial, propiedad de la familia Cossio, dueña del estadio.

“El Azul es un estadio muy simpático, un lugar donde se siente la gente muy cerca, la Plaza de toros a un lado transmite una historia muy sensible a todos porque son espacios importantes en la Ciudad de México. Me deja una nostalgia por perder un espacio, por perder una plaza tan bonita”, lamentó.

De cualquier modo, el Clausura 2018 será el último torneo que la Máquina juegue en dicho inmueble porque en junio regresarán al Azteca. La transición a la inversa fue la que vivió Pintado hace más de 20 años, gratis Puebla vs Tigres en vivo por internet.

“La gente, el cuerpo técnico, nosotros, imaginábamos que el Estadio Azul sería un factor muy importante para partidos decisivos”, expresó. “Era una esperanza muy grande para todos porque tendríamos un lugar donde los grandes equipos respetarían a Cruz Azul”.

Ese 10 de agosto, los celestes derrotaron 3-0 a Toros Neza. El primer gol fue de Pintado tras una pared con Carlos Hermosillo que sirvió para vencer a Pablo Larios. Los otros dos fueron de Sergio Verdirame y Hermosillo.

“Fue un equipo especial porque tenía todo, llegó a una final, ganó un torneo de Copa y siempre ha jugado muy bonito. Ese gol sale de una pared, de una jugada que habíamos trabajado, que habíamos platicado”, recordó.

“Carlos era un jugador muy inteligente, que aparte de hacer los goles era muy generoso. Fue un momento muy especial porque yo tenía la idea de ser parte, siempre hice mi máximo esfuerzo por marcar ahí”.

0 comentarios

Publicar un comentario