Cuando llegó al conjunto Donostiarra en 2011 comenzó la mejor parte de su carrera

Desde que llegó a la Real Sociedad en 2011, esta es la primera temporada donde Carlos Vela vive un momento de sequía goleadora y sin la confianza del técnico para cambiar sus pobres números.

Fuera de las duras campañas en Inglaterra con el Arsenal, desde que volvió a España el delantero mexicano vive su momento más aciago, con apenas 300 minutos de 900 posibles en lo que va de la Liga, River vs Lanus en vivo por el pase a la final de la Copa Libertadores.

El mexicano anunció en el verano que partiría a la MLS a inicios del 2018. Tras ello, su productividad dista mucho de otras campañas.

Cuando llegó al conjunto Donostiarra en 2011 comenzó la mejor parte de su carrera al participar en 35 juegos de Liga, con 12 goles y 6 asistencias. En ese año anotaba un gol cada 2.9 partidos.

Para las siguientes cuatro temporadas, Vela tuvo números similares para nutrir su mejor momento y en ese periodo solo padeció “un bache” sin goles en el inicio de la temporada 2013-2014 que le duró casi tres meses.

Y cuando se reencontró con el gol, se destapó con un póker en la victoria 4-3 ante el Celta de Vigo en noviembre de 2014. Incluso, en esa campaña firmó su mejor estadística como goleador al conseguir 15 tantos en 36 juegos. Anotaba cada 2.4 partidos.

Entre 2015 y 2017 siguió como titular indiscutible aunque realizó menos goles, pero siempre constante y titular. Pero en esta campaña 2017-2018 ha estado más tiempo en la banca y su ingreso al campo no ha marcado mayor diferencia.

Vela solo tenía números tan raquíticos cuando militó en la Premier League con el Arsenal y el West Bromwich. Entre 2008 y 2011, solo consiguió cinco goles en 35 partidos de la Premier, pero era un joven.

Ahora, el mexicano no ha anotado (su último gol fue en junio con el Tri), tampoco goza de la confianza del entrenador Eusebio y aquejado por momentos de añejas molestias en el tobillo, solo tiene 10 juegos, entre Liga y Europa League de aquí a diciembre, para ponerle un broche digno a su etapa europea.

0 comentarios

Publicar un comentario