Apoyada en un bastón, la señora María Guadalupe

El técnico de Chivas, el argentino Matías Almeyda, pidió parar el autobús del Rebaño para atender a María Guadalupe Correa, aficionada a los Rojiblancos desde hace más de 60 años, quien acudió a Verde Valle para desearle éxito al equipo de sus amores de cara a su duelo ante el América.Tigres vs Veracruz en vivo

No es la primera ocasión que la exprofesora de primaria acude a la salida del equipo, pero ahora que el clásico nacional está en puerta, no quiso perder la oportunidad de hablar con Almeyda.

Apoyada en un bastón, la señora María Guadalupe llegó casi una hora antes de que saliera el equipo, esperó pacientemente y cuando el autobús se acercó a la salida, caminó hasta llegar a la puerta, fue entonces que el Pelado pidió detener la unidad.

“No pues le dije que le deseaba éxito, que le ganaran al América , y luego que le tienen envidia porque las Chivas ganaron los dos torneos tanto de Copa como el de Liga, entonces que los demás le tienen envidia, pero que otra vez los vuelvan a ganar, pero si no califican cómo van a ganar”, dijo la señora Correa.Tigres vs Veracruz gratis

Y aunque el encuentro duró unos cuantos minutos, la exprofesora de 64 años de edad se emocionó tanto que se le olvidó darle al timonel una rebanada de pastel que le llevaba y Alan Pulido pensaba regalarle una medalla religiosa.

0 comentarios

Publicar un comentario