Rafa Marquez podria pisar la cancha antes

Con razón, el impacto de la noticia ha sido proporcional a los escenarios más catastrofistas. Rafael Márquez vinculado al narcotráfico y la suposición inmediata de que su carrera ha terminado.

Pero al menos en México, el defensa puede volver a las canchas cuando quiera. Más allá de las sanciones en Estados Unidos (no penales, sino administrativas hasta ahora), el Atlas le abrió las puertas para dedicarse a la defensa del caso.


Cinco días después del anuncio realizado por el Departamento del Tesoro, que no por el Departamento de Justicia estadounidense como sucedió con el “FIFA Gate”, por ejemplo, la pregunta es ¿qué hará Márquez cuando solo quede esperar en el litigio?

Fuentes consultadas en la Liga MX confirmaron a Mediotiempo que no hay ninguna restricción para que Márquez pueda entrenar o jugar, a pesar de que el Reglamento de Afiliación exige que sus agremiados no deben haber participado en negocios de dudosa reputación o en conductas delictivas.

Pero en ese punto del Reglamento, la aclaración es clave: “…a juicio del Comité Ejecutivo”. Si en dicho Comité nadie considera responsable a Márquez de siquiera haber participado en negocios de dudosa reputación, quien tiene la última palabra para regresar a las canchas es el jugador.


A fines del 2014, el Departamento del Tesoro incluyó en la lista donde ahora figura el seleccionado mexicano al club colombiano Envigado. El equipo apenas había terminado el Torneo Finalización de aquel año, curiosamente cuando el hoy DT de la Selección Mexicana, Juan Carlos Osorio, dirigía al Atlético Nacional.

Pero llegó el inicio del Apertura 2015 del futbol colombiano y el Envigado siguió ahí. Y además fue sublíder, con la fama intacta de ser el equipo del que surgió James Rodríguez, el rayado Dorlan Pabón o el nuevo americanista, Mateus Uribe.

Hoy, el club aún sigue señalado por el Departamento del Tesoro estadounidense, sin dejar de haber participado en la Liga de su país y con noticias de que el proceso va encaminado para que salga de esa lista, a la que llegó también por presuntos nexos con el narcotráfico.


Se sabe que el futbol y en general el deporte, cada vez más industria, es también cada vez más terreno propicio para la corrupción y la entrada de capitales ilícitos. Márquez ha sido señalado por un asunto no menor y más serias lucen las posibles circunstancias que pudieron originar el caso.

Quizá Márquez no pueda jugar en Estados Unidos por falta de visa y quizá terminen sus patrocinios con marcas empresas del vecino país, sin embargo, si el futbolista no está siendo impugnado penal sino financieramente hasta el momento, su regreso a las canchas es posible.

En lo que se definen los rumbos legales, si se evalúa ese posible regreso estrictamente desde el plano deportivo, dados los antecedentes del defensa y la cercanía de Rusia 2018, tener vía libre para volver a las canchas tampoco es asunto menor.

0 comentarios

Publicar un comentario