Está algo triste, pero mi hijo es muy fuerte

La reaparición de la molestia en la espalda que le hizo perderse dos meses de la temporada anterior tiene triste a Marco Fabián, a quien no le descartan una cirugía.

En la última plática que tuvo con el jugador, este le contó a su padre que en el Eintracht Frankfurt confían que el tratamiento funcione, si bien la situación actual no es la mejor pues hace una semana el volante fue descartado para jugar por un par de meses.

“Está algo triste, pero mi hijo es muy fuerte, y saldrá adelante. Trae problemas otra vez en la espalda y están esperando a que responda del tratamiento que le están dando. Tengo entendido que fue por un golpe, lo están tratando y espero que evolucione todo satisfactoriamente”, expresó Fabián padre a Mediotiempo.

La añeja lesión no solo le impedirá jugar el inicio de la Bundesliga, que comienza este viernes, sino también los dos partidos del Tri a principios de septiembre, cuando podría amarrar el boleto a Rusia 2018 al recibir a Panamá y visitar Costa Rica.

La cirugía se vuelve viable por el ejemplo de Rafael Márquez, quien terminó el Clausura 2017 en rehabilitación también por un problema en la espalda, de lo cual se recuperó para ir a Copa Confederaciones.

0 comentarios

Publicar un comentario